vigorexia

Actualmente los patrones sociales respecto al cuerpo y la persona han cambiado, es algo obvio. Durante la ultima década se han multiplicado la apertura de salas de fitness, gabinetes de estética, locales de entrenamiento personal y centros de nutrición. El culto al cuerpo es tan obsesivo que mas de un tercio de la población realiza algún tipo de actividad relacionada con la estética.

El gusto por los cuerpos delgados y con curvas en el caso de las mujeres y musculados y definidos en el caso de los hombres hacen que muchas personas pierdan el norte y acaben cayendo en las redes de los temidos trastornos alimenticios, enfermedades de sobra conocidas como la anorexia, bulimia o vigorexia, pero no lo suficientemente respetadas.

Estas enfermedades son una pandemia latente en nuestra sociedad, que pasan desapercibida porque aun no se han cobrado las suficientes vidas…¿o si?. Algo debe de cambiar en los modelos socio-culturales para que evolucionemos y seamos conscientes de los problemas de salud que atañen estas enfermedades. Queremos hablaros hoy de un trastorno mental en el que la persona se obsesiona por su estado físico hasta niveles patológicos, combina una alteración alimenticia, basada en el consumo exagerado de proteínas e hidratos de carbono junto con esteroides anabolizantes, y con una obsesión con el entrenamiento.

La dismorfia muscular, o vigorexia, es un trastorno mental caracterizado por la presencia de una preocupación obsesiva por el físico y una distorsión del esquema corporal. A veces referido como anorexia nerviosa inversa o complejo de Adonis, la dismorfia muscular es un tipo muy específico de trastorno dismorfico corporal. Esta enfermedad es más común en los hombres entre los 18 y 35 años, afectando a 4 de cada 10.000 personas.

La vigorexia no está reconocida como enfermedad por la comunidad médica internacional, pero se trata de un trastorno o desorden emocional donde las características físicas se perciben de manera distorsionada, al igual que lo que sucede cuando se padece anorexia; pero a la inversa.

Una persona que siempre se encuentra con carencia de tonicidad y musculatura, puede sentir una necesidad obsesiva de realizar ejercicio físico para mejorar su aspecto corporal, haciéndolo de forma compulsiva, y con ello padecer vigorexia. Con esta, los cuerpos suelen desproporcionarse, adquiriendo una musculatura no acorde con la talla de la persona.

Existen dos manifestaciones pricipales de la vigorexia:

 1º. La extrema actividad donde la cantidad de proteinas y carbohidratosconsumidos es excesiva, mientras que la cantidad de lipidos se reduce. Esto puede ocasionar alteraciones matebolicas importantes, sobre todo cuando el vigoréxico consume esteroides que ocasionan cambios de humor repentinos.

2º. La vigorexia ha aumentado en su frecuencia de aparición, pues la idea inicial de subir de peso puede transformarse en una idea mortal. La baja autoestima, convulsiones, mareos, dolores de cabeza y taquicardias son síntomas de este desorden.

¿Como es el perfil tipo de las personas que lo padecen?

– Obsesión por un cuerpo musculoso al extremo, ya que aunque ya lo haya conseguido, su visión está tan distorsionada, que al mirarse al espejo aún continuará viéndose débil.

– Distorsión de la imagen corporal.

– Autoestima baja.

– Autorregulamiento con dietas impuestas.

– Entrenamiento con dedicación compulsiva y casi exclusiva. Se deja en segundo plano otras actividades sociales o culturales.

– Adicción a la báscula.

– Tendencia a la automedicación.

– Dieta muy alta en proteínas, complementada con productos anabólicos y esteroides en la mayoría de las ocasiones.

Afecta tanto a mujeres como hombres, pero se trata de un trastorno mucho más masculino. El individuo puede llegar a encontrarse aislado social y laboralmente debido a los trastornos emocionales que sufre.

CEO + PERSONAL TRAINERRodrigo Mazos Otero
CEO Home Fitness.
Trainer provider Sectorfitness European Academy
Entrenador personal
Lcdo CCAFYD .
Write a comment:

*

Your email address will not be published.

Entrenador personal   
© 2017 Home-Fitness. Todos los derechos Reservados.
Aviso Legal | Política de Cookies    

Desarrollo: Desarrollo Web